Frutas/ Helados/ tererecetas

Espectacular Helado de Naranja

Cómo preparar un Espectacular Helado de Naranja

Se acerca el verano, y pocas cosas apetecen tanto cuando aprieta el calor como saborear un helado mientras una ligera brisa nos acaricia. Vivimos tiempos de gusto por lo exótico, y un helado puede elaborarse a base de casi cualquier cosa. ¿Pero merece la pena arriesgar así? A veces lo clásico y sencillo resulta también lo mejor. Sabores de siempre, fáciles de reconocer y que nos gustan a todos. Como este espectacular helado de naranja.

Las frutas, en particular los cítricos, reúnen las características que los hacen idóneos para este tipo de elaboraciones. Claro que podemos acercarnos al supermercado a comprar naranjas, mandarinas o limones, ¿pero crees que esa materia prima tendrá la calidad deseada?

Pensemos en este helado de naranja. Es algo menos común que el de limón, pero es el preferido por los niños (y también muchos de los mayores) por ser menos ácido que el limón.

Las naranjas en España gozan de fama mundial. La buena noticia es que puedes comprar naranjas de Valencia a domicilio a través de los canales de comercio electrónico que ponen en contacto a consumidor con agricultor. Hablamos de frutos recién recolectados, recién cogidos del árbol, naranjas naturales que por así decirlo viajan directamente del árbol a tu casa.

Ningún helado envasado, por conseguido que esté su sabor, es capaz de resistir la comparación con comprar naranjas y usar un cítrico de temporada recién cogido del árbol. Porque justo eso es lo que recibes al comprar naranjas online a sus productores: las variedades de naranjas que maduran en el momento en que realizas el pedido.

La cosecha de naranjas Navel se prolonga hasta mayo. Es un grupo que incluye a la naranja Navelina y a la Navelate. La más indicada actualmente al ser de recolección tardía sería la Lane Late. Comprar naranjas a domicilio directamente a los agricultores que recolectamos las naranjas te asegura que podamos ofrecer naranjas siempre de temporada.

Ahora bien, si la intención es hacer un helado de naranja, habríamos de inclinarnos por comprar naranjas de zumo. Ciertos tipos de naranjas blancas como la Valencia Late, cuya recolección llega hasta el mes de junio y está llena de jugo, puede ser una buena candidata.

Preparación del helado de naranja casero

Estás a punto de ver qué fácil es hacer tu propio helado de naranja. Y sin heladera. Simplemente necesitas comprar naranjas de calidad y seguir los pasos que te explicaremos a continuación. Para empezar, te damos un par de pautas sobre la elaboración del helado casero.

Cómo hacer que nos quede cremoso

Si la base es solo líquida (jugo exprimido de naranjas de zumo), el resultado será el «polo» de toda la vida. Pero si tiene una base de materia grasa, una textura cremosa, será distinto.

Usa leche en polvo mejor que líquida, y respecto a la base yema de huevo, nata, leche condensada, queso crema, etc.

En caso de poca materia grasa habrás de batir la mezcla que hagas, llevarla al congelador, sacarla al cabo de una hora y volver a batir. Repite la operación dos veces más. La intención es que no haga cristales.

En cambio, con mayor presencia de materia grasa te ahorras el paso anterior. ¡Al congelador y listo!

Un helado sencillo mezcla nata para montar con el sabor que prefieras añadir (naranja, chocolate, vainilla, limón…), leche y azúcar.

Con o sin azúcar

Otra de las ventajas del helado casero es que tú eliges. Puedes reemplazar el azúcar por otro edulcorante. Eso sí, ten en cuenta que el azúcar tiene poder anticongelante, y que eso influirá en la textura del helado. Un helado con azúcar estará más cremoso.

Receta del helado de naranja casero

Dicho lo anterior, ya podemos ponernos manos a la obra a preparar un helado de naranja casero con poquísimos ingredientes: 

  • 3 naranjas
  • 500 ml de nata para montar
  • 350 g de leche condensada
  • 1 cucharadita de colorante alimentario de naranja (a elección)

Primer paso

Corta las naranjas de zumo recién recolectadas y extrae todo el jugo que te ofrezcan. Pásalo por un colador para evitar cualquier posible trozo de la pulpa. También puedes rallar la piel eliminando las partes blancas, por si quieres añadirlas luego. Resérvalo todo.

Segundo paso

Monta en un recipiente la nata hasta que adquiera una textura densa. Mientras tanto, en otro recipiente mezcla la leche condensada con el zumo recién exprimido. Añade un poco de azúcar y vuelve a mezclar.

Es decisión tuya si agregar o no colorante alimentario de naranja en este punto. Quizás el resultado final queda más vistoso, pero no influye para nada en el sabor.

Tercer paso

Junta la última mezcla que has elaborado con la de la nata montada. Bate lentamente hasta que todos los elementos se integren. 

Una vez integrados, viértelo en un táper e introdúcelo en el congelador al menos durante 8 horas. Si son más, mejor.

Sencillo, ¿verdad? Otra opción (algo más laboriosa) consistiría en infusionar la leche con la ralladura de naranja y canela. Después deberías montar en un cazo la nata con el azúcar y el zumo de naranja. Por último, añadir la leche, batir y llevar al congelador.

Te sugerimos bucear por el apartado de recetas de postres de nuestra web. Allí encontrarás desglosada y acompañada de vídeo explicativo otra propuesta con la doble opción: Heladera si o no.

De paso puedes comprar naranjas de Valencia a través de la propia página. Tenemos todas las variedades de cítricos que imagines, algunas tan difíciles de encontrar en establecimientos comerciales como las naranjas sanguinas. Comprar naranjas Sanguinelli (la recolección de esta variedad de naranja llega a los meses de abril – mayo en la Terreta) te permitirá crear un helado de naranja de características distintas, empezando por su vistoso color. Por calidad de ingredientes, valores nutritivos, elección de ingredientes y sencillez de elaboración, no hay mejor idea que la de comprar naranjas para preparar tu propio helado de naranja en casa. Lo mismo puedes hacer al comprar frutas y verduras, cualquier otra de las que comercializamos en Frutamare. Te aseguramos que el mundo de los helados caseros crea adicción.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply