);
Pescados y mariscos/ tererecetas

Arroz meloso de los campos de Hellín

Arroz meloso de los campos de Hellín, un tributo a la comida de Don Quijote

Hola todos…Esta receta que os traigo a continuación es muy interesante ya que es de un libro de “La Cocina en la ruta del Quijote” de la editorial Susaeta. Que mejor manera de saber como vivían en tiempos de Cervantes que a través de la cocina y más aún a través de su obra más universal como es su ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha. En la primera estrofa de su obra ya hace alusión a la gastronomía:

“En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres cuartas partes de su hacienda”

El “salpicón las más noches” se refería a las cenas que don Alonso Quijano y Sancho Panza solían tomar. Este manjar nocturno consistía en un fiambre de carne picada aderezada con pimienta, sal, vinagre y cebolla. Comúnmente la carne del salpicón era de vaca.

Los “duelos y quebrantos los sábados”, Este plato trae muchas opiniones y discrepancias ya que hace alusión a un plato tradicional manchego de revuelto de huevos con tocino y chorizo. Hay algunos que dicen que este plato consistía en huevos con sesos, corazón, hígado y menudillo de cerdo. Y que debía su nombre a la carne acecinada de reses que les había sobrevenido la muerte inesperada y esto habría producido “duelos y quebrantos” al dueño del ganado.

En fin tras esta breve introducción y siempre respetando la historia y los estudiosos del tema, voy a centrarme en mi plato que se trata de un bacalao acompañado de un arroz cremoso con pimientos y cebolla. Este alimento propio de la clase social más baja era poco apreciado. En la Edad Media se extendió su consumo por la imposición de la iglesia de no comer carne en época de cuaresma. Cervantes fue el primero en citarlo en la literatura española, no solo en Don Quijote sino también en Rinconete y Cortadillo.

En cuanto al lugar que hace mención la receta, “Los Campos de Hellín” forman una comarca albaceteña que pertenece a Castilla La Mancha y que tiene como frontera a la región de Murcia. Albacete forma parte de la ruta del Quijote dentro de Castilla La Mancha

Ahí os va esta receta muy sencilla y me imagino a los protagonistas degustándola, la gastronomía es cultura y podemos a través de ella conocer sus formas de vida y las costumbres de la época. Me encantó leer sobre este tema y aprender aunque sea un poco de nuestro ingenioso hidalgo y su inseparable Sancho Panza.

Este mismo libro se lo regalé a mi buena amiga Concha Bernad de Cocina y aficiones con su versión del plato “Duelos y Quebrantos” , deseando ver su receta alusiva a Don Quijote.

Ahí os va la mía:

Arroz meloso de los campos de Hellín

Ingredientes:

  • 400 gramos de bacalao
  • 1 pimiento rojo
  • 2 pimientos verdes
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 100 ml de de aceite de oliva aove
  • Una cucharadita de pimentón dulce
  • 1 vaso de arroz
  • 3 vasos de agua
  • Hoja de laurel
  • Sal al gusto
  • Puedes utilizar huesos de pescado para el caldo del arroz
Arroz meloso de los campos de Hellín

Preparación:

Antes que nada tienes que desalar el bacalao, mete en un recipiente con poca agua por 10 minutos, luego escurre, vierte agua fría hasta cubrirlo e introduce en la nevera durante 48 horas. cambiando el agua al menos 4 veces hasta que pierda el exceso de sal. Una vez desalado el bacalao, desecha la piel, las espinas, desmiga y reserva.

Corta los pimientos finamente y la cebolla en juliana. Corta el ajo en láminas.

En una cacerola con aceite pon a calentar y rehogar los pimientos, la cebolla, el ajo, deja cocinar hasta que las verduras queden tiernas. Reserva.

Si tienes huesos de pescado o el bacalao lo vas preparar fresco, haces un caldo con los huesos y la piel, este caldo será el que uses par la cocción del arroz.

En una cacerola con agua cuece el arroz con el laurel, cuando esté al dente añade el bacalao, comprueba el punto de sal y deja reducir hasta que quede cremoso revolviendo constantemente.

Sirve el arroz en platos individuales y pon las verduras por encima.

Arroz meloso de los campos de Hellín

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies